INICIO | JUEGOS DE ROL | LIBROS FICCIÓN | TEBEOS |    CESTA    
 
FLASH   
   
 
ZONA USUARIOS   
 
¿Todavía no eres usuario de La Factoría de Ideas?, no esperes más regístrate.
 
 
USUARIO:
PASSWORD:
 
 
BUSCADOR   
 
Buscador de productos de La Factoría de Ideas.
 
 
 
 
 
     
 
 
.:: FICCION :: CALLE NEGRA :: CALLES DE NUESTROS PADRES, LAS ::.
 

CALLES DE NUESTROS PADRES, LAS


Pulsa aqui para ampliar la imagen ...
CALLES DE NUESTROS PADRES, LAS
 
 
ISBN:   84-9800-152-8
REFERENCIA:   LFL8002
PÁGINAS:   No disponible NÚMERO:   2
PVP (sin IVA):   28,75 € PVP (IVA 4 %):   29,90 €
 
 
 
O
Actualmente no disponemos de stock de este producto.
 
   
  Descripción
 

La novela negra española tiene una deuda de sangre con Francisco González Ledesma, Andreu Martín y Manuel Vázquez Montalbán.



Tras la excepcional novela Expediente Barcelona, en la que aparecía a manera de secundario el inspector Méndez, llegaría en 1989 Las calles de nuestros padres, la primera novela íntegramente protagonizada por este insólito sabueso. Con un humor nostálgico y una poética propia de Henry Miller, el lector asistirá a este acercamiento a la Ciudad Condal, entre la idealización y el retrato sórdido.



Francisco González Ledesma aporta una voz única a la novela negra española, al unir en su mirada el costumbrismo, el retrato de los barrios más humildes de Barcelona, la simpatía por los perdedores y un sentido del humor memorable. De la mano del inspector Méndez el lector podrá pasear por las calles de nuestros padres en un acercamiento muy humano al pasado, con todos los recuerdos que ello puede evocar.

"Había pasado ya de los sesenta años, no tenía, seguro que no, ninguna esperanza de ascender -de lo contrario no estaría condenado a vigilancia de urinarios y servicios de calle- y de sus labios colgaba un cigarrillo que debió apagársele a la hora del desayuno del día anterior, o sea que habría dormido y sobre todo se habría lavado con él. Pero, cosa rara, llevaba los bolsillos llenos de libros y en su mirada ya algo cansina flotaban solamente dos sentimientos que para él parecían resumir todo el interés de la vida: la compasión y la burla. Pero nunca compasión de sí mismo".

Así presenta Francisco González Ledesma a Méndez, un personaje único dentro de la literatura policiaca.