Desgraciadamente Philip K. Dick ha muerto.

PHILIP K. DICK is dead2

Desgraciadamente Philip K. Dick ha muerto

Michael Bishop

Estamos en los albores de 1982. Estados Unidos ha sido capaz de construir una base militar en la Luna. Richard M. Nixon ejerciendo su cuarto mandato presidencial. Y un escritor amigo de las excentricidades de nombre Philip K. Dick acaba de fallecer en California.

La siquiatra Lia Pickford, M.D., está desconcertada cuando Dick entra a su oficina en la pequeña ciudad de Georgia, para pedir ayuda. Cal Pickford, marido de Lia y vehemente seguidor de la obra de Dick desde hace muchos años, se queda perplejo cuando su mujer le cuenta la visita que ha recibido de Dick , un hombre que todos daban por muerto.

A partir de aquí se inicia una sucesión  de acciones que involucran a Cal en el represivo régimen de Nixon, de la mano de una antigua estrella del cine, un inmigrante vietnamita caprichoso pero atemorizado y un anciano negro con un aburrido y rutinario trabajo. Estos acontecimientos desembocan en un enfrentamiento fatídico entre Dick y Cal.

Reseña:

Aún estoy intentando caracterizar este libro. En cierto sentido, es un pastiche de las novelas de Philip K. Dick, pero Michael Bishop evita deliberadamente imitar el estilo de escritura de Dick (para bien o para mal, según sea el caso). Sin embargo, muchos de los elementos de la trama son puramente Dick. Me encanta el hecho de que el villano del libro es Richard Nixon.

Las tramas que involucraban a los personajes secundarios se me antojan como algo realmente innecesario. Al menos puedo entender la necesidad del personaje de Lone Boy, él figura en ciertos puntos de la trama, y proporciona algo de exposición para el mundo alternativo de Nixonian. Sin embargo, Horsey Stout me desconcierta. Parece que lo incrustaron en el libro para hacerlo más extraño y surrealista. El personaje obispo aparece, irritantemente, de la nada, aproximadamente a partir de las tres cuartas partes de la historia y su puesta en escena me pareció sumamente aburrida, lo cual me provocó cierta animadversión hacia el personaje. Como Dick era conocido por hacer esto a veces en sus propios libros, no es completamente inapropiado en un pastiche de Dick.

Disfruté mucho del libro, y aprecio el hecho de que Dick y su obra tuvieran  tanta influencia en Bishop que, a mi parecer, lo escribió como un tributo. Es un autor que significa mucho para muchas personas, incluido yo mismo. Es una lástima que la escena culminante sea tan divertida. Un final estúpido para un libro inteligente.

Otros libros de Aventura:

Los lectores de Desgraciadamente Philip K. Dick ha muerto también leyeron: