Corazones Muertos

corazones muertos

Corazones Muertos

Charlaine Harris

Sookie Stackhouse trabaja como camarera y actualmente no está pasando por un buen momento a nivel personal, los infortunios se suceden en su vida de forma habitual. Hace pocos días que ha perdido a un compañero de trabajo con el que conectaba muy bien y para colmo se encuentra con un ser muy extraño que la ataca y le inyecta un veneno letal. Por suerte, cuando Sookie se debatía entre la vida y la muerte entran en escena unos vampiros qu ele absorben el veneno que le había inyectado la criatura y logran salvarla.

Pero como todo en esta vida tiene un precio y los vampiros le exigen como compensación su ayuda con la intención de que Sookie utilice sus habilidades telepáticas para dar con el paradero de otro vampiro que se encuentra desaparecido.

Sookie que conoce perfectamente los gustos alimenticios de los vampiros exige como condición que durante la fase de colaboración no se produzca ningún ataque de vampiros hacia algún humano.

Reseña:

Un magnífico papel desarrollado por Sookie, que genera un ritmo de lectura muy ligero que hace imposible apartar la vista de las letras por momentos. Después de acabar la primera entrega Muerte hasta el amanecer, dudaba en continuar con la segunda de la serie. Sin embargo, le había prometido a un amigo aguantar, así que me compré el libro y me preparé para la inminente fatalidad. Al principio, mis miedos se confirmaron. Sookie todavía era indescifrable e irritante. Mi perspectiva era desalentadora, pero prevalecí con la esperanza de que la pequeña visión de Eric, en los primeros capítulos, escalaría a una presencia constante y que Dallas sería un escenario más intrigante que Bon Temps.

Corazones Muertos presenta una mejora notable sobre su obra predecesora. Para empezar, Sookie adopta una personalidad más agradable y menos irritante en esta entrega. Aunque, todavía es propensa a crisis emocionales, conductas y  actitudes poco honestas que rallan el sarcasmo. También mantiene, lamentablemente esa dependencia hacia el espeluznante Bill Compton. Sin embargo, su capacidad para defenderse de las fuerzas sobrenaturales que la rodean es admirable y, en algunos momentos, con el rol que desempeña puede llegar a resultar divertida.

En Corazones Muertos también observamos como Charlaine Harris se da cuenta que puede sacarle mucho partido al personaje de Eric, y esto se demuestra con unas apariciones más habituales y un rol mucho más relevante en el desarrollo de la historia. Eric es un personaje que juega muy bien la sensualidad, quizás uno de los defectos más reseñables es la pasión vehemente que siente hacia Sookie.

Otros libros de Vampiros o Terror:

Los lectores de Corazones Muertos también leyeron: