Tigana

tigana

Tigana

Guy Gavriel Kay

Es una novela dentro del género de Fantasía en el que empieza en un país llamado Tigana que está sufriendo un terrible hostigamiento por parte de un malvado tirano, el rey Brandin, un maestro de la brujería oscura.

Años después de la destrucción de Tigana, un pequeño grupo de intrépido conciertan un nuevo plan de reconquista de la tierra perdida que el rey Brandin le arrebató.

Una línea de tiempo y contexto tejido con unos recursos descriptivos  que se mueven de forma alterna entre los despiadado y compasivo. Una historia épica que narra la historia de un pueblo que anhela el sentimiento de identificarse y vivir en la tierra que les pertenece.

El rasgo característico de Tigana, la obra maestra de Guy Gavriel Kay, es la “ambigüedad” de la ética de sus personajes. La fantasía, como género, sufre de la simplicidad generalizada de sus expresiones del bien y del mal. Kay constantemente transgrede esta debilidad del género, y Tigana marca su primer y mejor ejercicio de desobediencia  a la  tradicional lucha del bien contra el mal. Tigana está llena de personajes que luchan con sus propias decisiones y muestra magistralmente el impacto que esas decisiones tienen sobre los demás.

Reseña:

Alessan, el “héroe” de la obra y Brandin, el “villano” se presentan con una caracterización muy cuidada que el lector de novela fantástica sabrá agradecer. No son  ni hombres buenos ni hombres malos. Son solo hombres, que responden a la idiosincrasia del ser humano,  hombres con poder y poderes que los colocan en posiciones que pueden hacer daño a muchas personas. Son dos de los mejores personajes de fantasía jamás imaginados y forman un reparto de profundidad convincente.

Algunos se han quejado de que Kay se centra en exceso  con la personalidad del personaje dejando un poco de lado la trama. Pero esta crítica  se refiere más a los sentimientos de los lectores que de un error del autor. Kay elige intencionadamente el personaje como su enfoque principal a la hora de desarrollar la historia porque considera que la única manera de explorar la ambigüedad ética es profundizando en la personalidad del personaje. Y la ambigüedad ética es la esencia de Tigana.

La expansión y el enfoque en la ambigüedad ética pueden salvar el género de la fantasía. Kay es el cabeza de fila de este movimiento, y Tigana es su discurso principal para los fieles de la fantasía. Si nos tomamos en serie el género de los libros de fantasía, la lectura de Tigana es obligada. Es un libro que se ha de leer con la mente abierta, e intentar analizar de forma compasiva algunas acciones desagradables que ejecutan los personajes, por razones que creen que son correctas.

Otros libros del género Fantasía y Ciencia Ficción:

Los lectores de Tigana también leyeron:

Furia

Jonathan Kellerman