Nueve Colores Sangra La Luna

Nueve Colores Sangra La Luna

Carlos Aguilar

La industria cinematográfica española de Terror no pasa por sus mejores momentos. Solo unos pocos fieles seguidores mantienen viva la llama de lo que fue la época de máximo esplendor cinemetográfico años atrás. Eugenio Arbó es un escritor se alegra muchísimo cuando se entera que Jacobo Blanco, uno de las viejas glorias dentro del mundo de directores cinematográficos de la época, va a realizar una película siguiendo los cánones  que marcaron el cine más boyante de años atrás.

Arbó intenta acercarse a Jacobo Blanco, pero parece que hay algo más que una simple admiración hacia el director, lo que realmente busca Arbó es recopilar información en relación a la desaparición de una chica, que estaba estrechamente relacionada con Jacobo. Arbó intentará esclarecer la desaparición de Isabel Silva, la actriz predilecta de Jacobo Blanco en sus películas.

Reseña:

El protagonista es Eugenio Arbó, periodista de profesión y detective de vocación, aunque ni en lo uno ni en lo otro llegó a prosperar y, más bien, lleva una vida aburrida y con poco margen económico.

Arbó amante del cine sintió un amor idílico hacia una actriz, de nombre Isabel Silva, que desapareció a principios de la época. Ese amor acabó degenerando hacia una especie de obsesión y cuando se entera que Jacobo Blanco, uno de los directores que más puso en pantalla a Isabel, decidió hacerle una entrevista para indagar sobre la desaparición de la actriz.

Arbó consigue entablar con Jacobo una relación de afinidad, una condición que le permitirá ir atando cabos para finalmente saber qué es lo que realmente pasó con la chica.

A partir de aquí se desarrolla una trama que teje Aguilar de una forma magnífica, desde el primer momento el autor engendra una intriga que mantiene al lector ensimismado dentro de la historia. Cabe mencionar, sin ánimo de desmerecer a Aguilar, que el autor utiliza los ingredientes que nunca fallan dentro de la novela negra española…desmanes eróticos con un salteado de drogas es una receta que nunca falla y Aguilar ha sabido hacerlo muy bien. También nos encontramos con el tópico de la actriz que quiso triunfar a cualquier precio con un destino fatal.

En general es una excelente obra con una línea de tiempo muy bien trabajada, una caracterización de los personajes muy realista, en los que se manifiesta una dualidad de caracteres escenificada a partir de las apariencias y lo que, posteriormente, uno resulta ser.

Otros libros de novela negra:

Furia

Jonathan Kellerman

Los lectores de Nueve colores sangra la luna también leyeron: