La Fábrica de pesadillas

la factoriade pesadillas

La Fábrica de pesadillas

Thomas Ligotti

Sobre la realidad que vivimos se extiende una estela que atenaza los sueños de los hombres y mujeres con unas experiencias terroríficas que marcarán la personalidad de la persona que las haya soñado.

Antología compuesta por una serie de relatos que expondrán al lector a una realidad virtual, donde cada minuto que pasa puede ser el último. En este compendio encontrarás una amalgama de emociones y sensaciones que giran de forma súbita sobre las posibles hipótesis que plantea el desarrollo de la trama.

Thomas Ligotti es una referencia dentro del mundo de la novela de terror, los contextos sobrenaturales es uno de sus puntos fuertes y en esta obra estiliza muy bien el miedo dentro de un entorno que, aunque sea ficticio, no deja de ser extremadamente sobrecogedor.

Reseña:

Una rica y efervescente colección de historias que embotella una serie de pesadillas para envenenarte con ellas de forma gradual. El lenguaje de Ligotti engendra una ebullición neuronal oscura y sobrenatural dentro de tu mente. En algún momento el relato puede parecer algo lento, no obstante, la narrativa nunca pierde un ápice de intensidad, un paralelismo ingenioso con el peor sueño que jamás hayas tenido.

Esta obra consigue aunar una colección de todos los miedos primitivos e irracionales aderezados con enfermedad y muerte. La Fábrica de pesadillas es un espectáculo tan aterrador que su lectura simboliza una sentencia instantánea al infierno.

De todos los relatos que componen la obra, no hay una sola historia mala. Desde mi punto de vista todas son horriblemente brillantes, con pequeños matices que las diferencian las unas de las otras. En todas las historias Ligotti mantiene un ritmo inquietante y una trama artísticamente inspiradora donde observamos recursos inéditos para el género de terror como es la ironía.

Cuando lees a Ligotti te das cuenta que te encuentras ante un maestro del juego de palabras. Presenta cada historia bajo un enfoque muy estéril con escenificación abstracta y termina con un giro súbito que ensalza la tensión en el lector. A través de una serie de pinceladas en forma de acertijos y filosofía presenta un trabajo perspicaz, poético que te puede sumergir, en primera instancia, en un sinsentido. Solo hace falta entender la escritura de Ligotti un poquito, conocer su estilo y, después, todos los cabos sueltos cogen forma. Solo a partir de ese momento, el lector disfrutará de la excelsa mano de Ligotti.

Otros libros de Terror:

Los lectores de La fábrica de pesadillas también leyeron: