Beneficios de usar lentillas

beneficios lentillas

Desde que se inventaron, las lentillas han supuesto un avance para muchas personas que antes se veían obligadas a usar incómodas monturas o, simplemente, a estar pendientes de no olvidar sus lentes en cualquier sitio.

Estos son, sin duda, algunos de los motivos que explican por qué cada vez son más las personas que se decantan por esta opción cuando se trata de cuidar su vista. En paralelo, el mercado también ha ido aumentando su oferta en los últimos años, de manera que hoy en día podemos encontrarnos con algunos de los productos más novedosos en este campo, hace años impensables, como son las lentillas de hidrogel de silicona o las lentillas grises, entre otros colores.

Se calcula alrededor de un 7% de la población española de edades comprendidas entre los 12 y los 65 años usa lentillas. En números absolutos este porcentaje se traduce en unos 2,5 millones de personas, lo cual supone una cifra bastante importante. No obstante, el dato no llama tanto la atención si nos atenemos a los beneficios que supone para nosotros su uso.

Ventajas que destacan los usuarios a la hora de utilizar lentillas

Entre los puntos positivos que más solemos resaltar los que hacemos un uso diario de ellas son los siguientes:

  • La comodidad: llevar algo y no notar que lo llevamos parece casi una ilusión. Pero con las lentillas es posible. Desde la primera hora de la mañana que las ponemos hasta que nos las quitamos no tenemos por qué notar absolutamente nada. Es cierto que si es la primera vez que las usamos, su colocación puede resultarnos algo complicada o incómoda, pero en cuanto sepamos cómo hacerlo, no notaremos nada más. Es más, aquellos que tienen mucha práctica son capaces de ponérselas sin necesidad de un espejo.

  • La higiene: el cuidado de nuestros ojos es esencial para evitar cualquier tipo de infección o de problema futuro. Esto es posible con las lentillas ya que con ellas tendremos nuestro líquido desinfectante que emplearemos cada día evitando así cualquier problema. Al contrario de las gafas, las lentillas solo deben limpiarse una vez al día.

  • Para todos los problemas visuales: con el paso de los años las lentillas han ido especializándose de manera que hoy en día podemos encontrar lentillas para los principales problemas de visión, como son la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo o la vista cansada.
  • Para todos los problemas visuales: con el paso de los años las lentillas han ido especializándose de manera que hoy en día podemos encontrar lentillas para los principales problemas de visión, como son la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo o la vista cansada.
  • Motivos estéticos: hay muchas personas que no se sienten cómodas usando gafas: bien porque la sensación de llevar algo puesto no les resulta demasiado agradable, bien porque no acaban de verse bien delante del espejo. Con las lentillas, es posible que sigamos luciendo una mirada intensa, igual que si no llevásemos nada. Es más, podemos incluso usar lentillas de colores y elegir el tono de nuestra mirada. Por eso, para aquellos que reducen el uso de sus gafas porque no se sienten cómodos, las lentillas se convierten en la mejor alternativa.
  • Alternancia con las gafas: el uso de lentillas no limita el uso de las tradicionales gafas. Es más, si no queremos abusar de su uso, podemos alternarlas con ellas.