Beneficios del magnesio

Beneficios y causas del déficit de Magnesio

causas del deficit magnesioHay una buena razón por la que el magnesio a menudo se llama “el mineral mágico” – juega un papel crucial en más de 300 reacciones enzimáticas dentro del cuerpo, con un beneficioso efecto dentro de nuestro organismo, que va desde el metabolismo energético y el manejo del estrés hasta el equilibrio hormonal, la desintoxicación, la estabilidad del sueño y la producción de proteínas (más info).

Desde hace un tiempo se ha comprobado que el magnesio tiene un efecto muy activo en el tratamiento del síndrome de piernas inquietas. Son muchas ya las personas que han combatido de forma muy eficaz este síndrome con un tratamiento de magnesio.

Desafortunadamente, según la Organización Mundial de la salud, sólo alrededor del 25% de las personas están consumiendo niveles adecuados de magnesio.

  • Equilibrio hormonal:

    el magnesio ayuda a equilibrar el cortisol, ayuda eficazmente en el tratamiento de tiroides y el SIDA. El consumo regular fomenta la producción de progesterona, estrógeno y testosterona (más info)

  • Densidad ósea:

    desde hace mucho tiempo se nos ha dicho que el calcio fomenta huesos fuertes, pero es aconsejable analizarlo más detalladamente. Cuando consumimos mucho calcio sin magnesio, el calcio se acumula en los tejidos blandos en lugar de ir a nuestros huesos donde se necesita. El magnesio es necesario porque estimula la hormona calcitonina, que es lo que dirige el calcio hacia los huesos. Por ese motivo todo el mundo coincide en señalar que la suplementación de magnesio mejora considerablemente la densidad ósea.

  • Aumenta la energía:

    el magnesio es crucial para la función de las mitocondrias, que son las centrales eléctricas de nuestras células. Nuestras mitocondrias interactúan en todas las funciones de nuestro organismo, desde la función cerebral y la fuerza muscular hasta la reparación celular y la producción de enzimas. Un déficit mitocondrial reduce los niveles de energía.

  • Relajación emocional y sueño reparador:

    el magnesio ayuda a relajar los músculos fatigados por la actividad diaria y fomenta la producción del neurotransmisor GABA que es neurotransmisor establecido en el córtex cerebral y que se encarga de equilibrar la actividad neuronal.

  • Reducción del estrés:

    el magnesio ayuda a equilibrar los niveles de cortisol (hormona del estrés) en el cuerpo.

  • Relajación muscular:

    el calcio ayuda a que nuestros músculos se contraigan, mientras que el magnesio les ayuda a relajarse. Es por eso que los baños de sal de Epsom (sulfato de magnesio) a menudo se recomiendan para aliviar la musculatura fatigada.

  • Piel saludable:

    el magnesio estimula la síntesis del colágeno y de la elastina, que son elementos básicos en la estructura de la dermis y facilitan la elasticidad y resistencia de nuestra piel. El colágeno también actúa en el fortalecimiento de los músculos y diferentes órganos vitales al igual que ayuda a mantener unas articulaciones y tejidos conectivos saludables.

  • Salud digestiva:

    el magnesio puede ser útil para el estreñimiento porque acelera el tránsito intestinal.

  • Salud cardiovascular:

    ayuda a regular el latido cardíaco y relaja el músculo liso (también conocido como músculo no curvo) – incluyendo el músculo liso de las arterias – que mejora el flujo sanguíneo.

    En el año 2000 se realizó un estudio entre pacientes que sufría cardiopatía. Este estudio concluyó que los enfermos que tomaron magnesio presentaban un mejor flujo del riego sanguíneo y una mejor resistencia a nivel cardiovascular cuando se sometían a un ejercicio físico. Casi ¾ partes de los pacientes que antes del estudio presentaban un déficit de magnesio establecieron sus niveles al final del tratamiento.

  • Desintoxicación orgánica:

    el magnesio se ha erigido como el mineral esencial para la producción de glutatión, que es el antioxidante más importante de nuestro cuerpo ya que es el responsable de que todos los otros antioxidantes funcionen correctamente. Por este motivo se le conoce como el “antioxidante maestro”. El glutatión juega un papel enorme en la desintoxicación y la función inmune, entre otras cosas.

A partir de esta enumeración de ventajas, puedes adivinar la gran cantidad de deficiencias que podemos experimentar en nuestro organismo derivadas de un déficit de magnesio.

¿Por qué hay tantas personas con déficit de magnesio?

Vamos a enumerar algunas de las razones más comunes que determinan la falta de magnesio:

  • El suelo donde cultivamos la mayoría de alimentos ricos en magnesio ha ido perdiendo calidad con el paso de los años y esto se refleja en niveles más bajos en su composición.
  • Muchos alimentos y bebidas, como la cafeína, el alcohol y el azúcar, reducen nuestras tasas de magnesio en el organismo.
  • El estrés acelera el consumo de magnesio en el organismo. Por lo tanto debemos controlar nuestro estado emocional para poder mantener los niveles que necesitamos.
  • Una anomalía en nuestro proceso digestivo alterará la absorción de nutrientes. Por este motivo nuestro cuerpo tendrá dificultades para absorber correctamente los nutrientes y minerales de los alimentos.

Síntomas de déficit de Magnesio:

  • Dolores de cabeza y migrañas
  • Dificultad para dormir/insomnio
  • Espasmos musculares y calambres
  • Cálculos renales de calcio
  • Fatiga
  • Nerviosismo
  • Irritabilidad
  • La presión arterial y las irregularidades cardíacas
  • Enuresis en niños (la deficiencia de magnesio puede causar una vejiga rígida, haciendo que la excreción completa durante el día y el control de la vejiga durante la noche sea difícil para el niño)
  • Problemas de hiperactividad en niños.
  • Espasmos oculares
  • Antojos de alimentos, especialmente para alimentos ricos en magnesio como el chocolate.

¿Es aconsejable un análisis de sangre para comprobar mis niveles de magnesio?

El magnesio presenta un problema en su correcta detección y es que se almacena en la parte interna de las células mitocondriales, las células cardíacas y otras células, por esta razón se hace muy complicado medirlo de manera útil en la sangre.

Debido a que las pruebas no son realmente precisas, los profesionales a menudo asocian un déficit de magnesio a síntomas tales como la carga de estrés, la alteración en la función intestinal y otros síntomas mencionados anteriormente.

¿Cómo mejorar nuestros niveles de magnesio?

La mejor manera de obtener magnesio es a través de los alimentos, porque los alimentos enteros vienen con cofactores que ayudan con la absorción de nutrientes. Sin embargo, debido a la pérdida de calidad del suelo y otros factores como el estrés y la alteración intestinal, es extremadamente difícil obtener todo lo que necesitamos de los alimentos.

Por esta razón, hoy día no solo vale con consumir alimentos ricos en magnesio, a menudo se necesitan suplementos para alcanzar los niveles óptimos. El magnesio también puede ser absorbido a través de la piel, por lo que utilizarlo como baño de sales puede ser altamente productivo.

¿Cuáles son los alimentos ricos en magnesio?

alimentos con magnesioEl magnesio es el átomo central de la clorofila, por lo tanto, cualquier cosa verde tiene magnesio, y contra más oscuro sea el verde más magnesio contiene. Sin embargo, no todos los alimentos ricos en magnesio son verdes. Éstos son algunos que puedes incorporar a tu dieta para aumentar tus niveles de magnesio:

  • Algas Chlorella y Spirulina
  • Hortalizas de hoja verde como la col rizada, espinacas, acelgas, verdes de remolacha, nabos verdes.
  • Semillas de calabaza germinadas
  • Semillas de sésamo
  • Semillas de girasol germinadas
  • Anacardos
  • Almendras
  • Pescados ricos en omega 3  como el salmón
  • Aguacate
  • Chocolate negro
  • Plátanos