Los irrigadores bucales mejoran nuestra limpieza dental

irrigador para limpieza bucal

Desde hace poquito he descubierto una herramienta muy eficaz para mejorar mi salud bucal, se trata del irrigador bucal que es básicamente un pequeño dispositivo que suministra un pequeño chorro de agua a presión.

¿Te olvidas muy a menudo del hilo dental?

Pues bienvenido al club, más de la mitad de la población no usa el hilo dental de forma habitual y, además, cerca del 20% de la población no lo ha utilizado en su vida.

El uso del hilo dental es muy importante para mantener una correcta higiene bucal y sería aconsejable que nos habituáramos a su uso dentro de nuestra rutina diaria porque gracias a él, podemos llegar a zonas de nuestra boca que el cepillado convencional no consigue.

Por la parte negativa, el uso de este hilo es algo engorroso y, en muchas ocasiones, lo que conseguimos es hacernos daño en las encías y provocar su sangrado. Pero, ¿es esta la única solución que existe para disfrutar de una salud bucal completa?, pues la respuesta es NO. Desde hace poco he probado los irrigadores bucales y, la verdad, he quedado fascinada con la efectividad y la comodidad de estos dispositivos.

Los irrigadores bucales, estéticamente son muy parecidos a los cepillos eléctricos y la verdad es que son un invento muy cómodos y eficaces a la hora de limpiar y eliminar los restos de comida que se quedan entre los dientes y las encías.

¿Qué es un irrigador bucal?

Que es un irrigador bucalUn irrigador dental es un pequeño dispositivo que expulsa una fina corriente de agua a presión y que tiene el objetivo de eliminar nuestra placa bacteriana y desbloquear los restos de alimentos que se han quedado atrapados entre los dientes. En el mercado la marca más conocida es Waterpik, que fueron los impulsores de este tipo de dispositivos y que han tenido una gran aceptación por el público en general.

Los irrigadores bucales necesitan enchufarse a una fuente de energía y necesitan un depósito de alimentación de agua para suministrar la cantidad necesaria durante su uso. Por lo tanto, no es tan portable como el hilo dental, pero en el mercado existen modelos con tamaños muy reducidos que convierten a este dispositivo en una herramienta de limpieza bucal muy fácil de transportar. Algunos caben perfectamente en una bolsa de mano, aunque tienen ciertas limitaciones a otros modelos más completos de mayor tamaño.

¿Debería probarlo?

Si eres una persona que te cepillas tres veces al día y utilizas el hilo dental habitualmente sin sufrir y de forma cómoda, quizás no sea necesario que pruebes un irrigador bucal. El hilo dental es una de las piezas claves dentro de la higiene bocal, pero el problema viene con las personas que quieren cuidar su boca pero no toleran el hilo dental porque sufren de encías sensible o, simplemente, porque no se habitúan al hilo.

Para este tipo de personas los irrigadores bucales son una excelente opción de limpieza bucal, con estos dispositivos conseguirán llegar a todas las partes de su boca y podrán combatir la placa y bacterias de su boca de una forma muy efectiva y cómoda.

¿Sangran tus encías con el hilo dental?

irrigadores bucales para la limpieza de ortodonciaHay muchas razones por las que nuestras encías pueden sangrar. El motivo principal suele ser debido a la enfermedad de las encías conocida como periodontitis que es básicamente una infección bacteriana en nuestras encías. Es una enfermedad que se ha de tratar rápidamente porque en casos extremos se puede perder hasta algún diente.

Otra causa común que provoca el sangrado de nuestras encías es la mala práctica de la aplicación del hilo dental. Mucha gente utiliza el hilo con movimientos forzados y bruscos y consecuentemente sus encías sangran. Para aplicarnos el hilo dental de una forma correcta, lo ideal es realizar movimientos suaves y prolongados. La ADA (Asociación dental Americana) elaboró un pequeño tutorial  en el que explican detalladamente como utilizar el hilo dental en nuestra limpieza diaria.

Si tu doctor te ha diagnosticado periodontitis y las encías te siguen sangrando con el hilo dental, un irrigador bucal te será de gran ayuda para conseguir limpiar los restos de comida acumulados entre los dientes y las encías sin tener que sufrir inflamaciones y otras lesiones en las encías. Gracias al irrigador dental podrás disfrutar de una sonrisa bonita y saludable sin necesidad de que tus encías sufran más.

El irrigador dental es perfecto para los brackets y ortodoncias.

El irrigador es ideal para las personas que usan brackets o ortodoncias. Los brackets son perfectos para alinearnos la dentadura pero, desgraciadamente, tienden a acumular restos de comida muy fácilmente entre los soportes. Esta acumulación produce una sensación muy incómoda y poco higiénica a las personas que los llevan, y por si fuera poco, esta acumulación de restos de alimentos aumentan el riesgo de sufrir alguna caries.

Con los irrigadores dentales conseguimos eliminar de una forma muy efectiva esos desechos que se acumulan en nuestra ortodoncia. Es la herramienta de higiene bucal que mejor funciona a la hora de limpiar las ortodoncias, incluso mejor que el hilo dental.

Si tienes alguna duda no dudes en consultarnos, los irrigadores bucales son uno de los mejores inventos en salud dental de los últimos tiempos. Hay diferentes tipos de irrigadores, podemos encontrar desde los modelos de mayor tamaño con un depósito tipo encimera incorporado hasta otros de tamaño reducido que son muy parecidos a los cepillos eléctricos.

Próximamente, escribiré un post donde detallaré los diferentes tipos de irrigadores dentales que podemos encontrar en el mercado e intentaré analizar las diferentes características de cada modelo.