Utilizar hilo o irrigador dental

usar hilo o irrigador dental

Si ya mantienes una higiene bucal correcta con un cepillado de dientes regular complementado con hilo dental quizás no te haga falta la utilización de un irrigador dental. El hilo dental es uno de los complementos de limpieza bucal más efectivos que podemos utilizar dentro de nuestra higiene.

No obstante, no todas las personas toleran el uso del hilo dental ya que su utilización requiere una destreza especial si no queremos dañarnos las encías.

¿Te sangran las encías?

Si eres de las personas que sufre del sangrado de encías cuando utiliza el hilo dental, vamos a intentar facilitarte la información que necesitas para intentar solucionar tu problema.

Muchas personas sufren el sangrado a causa de la periodontitis o enfermedad de las encías, que es una enfermedad de origen bacteriano que implica un riesgo mayor del que se le presupone. Cuando esta enfermedad se agrava podríamos, incluso, perder los dientes por lo que deberíamos prestar mucha atención a la salud de nuestras encías.

Para las personas que se les diagnóstica una periodontitis y necesitan mejorar su higiene bucal sin dañar sus encías ni agravar su enfermedad, ahora tienen una opción ideal con los irrigadores bucales que son unos aparatos que suministran un pequeño chorro de agua a presión que puede llegar a zonas de la boca que el cepillado no puede.

Las personas que no quieren prescindir de la limpieza que les ofrece el hilo dental pero sufren de encías sensibles encuentran en el irrigador dental la manera ideal para disfrutar de los beneficios del hilo dental sin dañar la salud de nuestras encías.

Limpieza bucal con brackets

limpieza de brackets con irrigador

Los irrigadores dentales son una de las herramientas perfectas para la limpieza bucal con las personas que utilizan brackets o cualquier otro tipo de ortodoncia. Gracias al rayo de agua a presión, el irrigador consigue fácilmente desprender los restos de comida que durante el día se van acumulando sobre la superficie de nuestros dientes.

Si quieres más información echa un ojo a nuestro post: Los irrigadores bucales mejoran nuestra limpieza dental .

La gran mayoría de los irrigadores dentales que encontramos en el mercado están alimentados con pilas que proporcionan la autonomía suficiente para disfrutar de un lavado completo sin necesidad de utilizar cables que obstaculicen la limpieza.

Sequedad bucal

combatir la sequedad bucal con un irrigador bucalCuando nos sometemos a algunos tratamientos orales podemos sufrir eventualmente un déficit de producción de saliva. La falta de saliva fomenta la aparición de placa bacteriana y acentúa la insalubridad de nuestras encías y, por lo tanto, puede provocar la enfermedad de las encías y la formación de caries.

El irrigador bucal puede aportar la humedad necesaria que la boca necesita para evitar la aparición de placa bacteriana y facilitar la eliminación de restos de comida que suele darse con una producción normal de saliva.

Si con el tiempo observamos que no somos capaz de solucionar la sequedad bucal, deberíamos optar por buscar soluciones como:

  • Utilizar de forma regular pasta de dientes destinada especialmente para la sequedad bucal.
  • Beber abundante agua
  • Pedir cita con nuestro dentista para que valore de forma profesional nuestro problema.
  • Restos de comida entre los dientes

Algunas personas tienen más facilidad que otros para acumular restos de comida entre los dientes. Con esto no estamos diciendo que haya personas que se cuidan más que otros, simplemente, hay personas que tienden a acumular más alimentos por la forma y distribución de su dentadura. Por ejemplo, las dentaduras con pequeños espacios entre los dientes suelen acumular muchos desechos de comida.

También se ha observado que las personas que por razón de genética no tienen la dentadura correctamente alineada acostumbran a sufrir de forma regular la acumulación de comida entre sus dientes.

Las personas que utilizan brackets o ortodoncia también sufren continuamente la acumulación de restos de comida entre los frenillos metálicos. En estos casos, los irrigadores dentales son una opción muy eficaz en la limpieza bucal de las personas.

Conclusión final

Los irrigadores dentales son una nueva forma de complementar nuestra rutina dental diaria. La verdad es que en los últimos tiempos estos dispositivos están ganando una gran aceptación dentro de la comunidad profesional, son cada vez más los dentistas que recomiendan encarecidamente la utilización de irrigadores dentales para disfrutar de una higiene bucal saludable.

Sabemos que el hilo dental es una de las herramientas de higiene bucal más eficaces, pero hay muchas personas que sufren sensibilidad o alguna enfermedad en las encías que no pueden utilizar hilo dental en su limpieza. Estas personas han encontrado en los irrigadores bucales la solución perfecta a su problema y a partir de ahora disfrutan de una salud bucal íntegra.